La Plaza de Cibeles y la Puerta de Alcalá




La Plaza de Cibeles, cuyo monumento más significativo consiste en la fuente ubicada en su centro y dedicada a la Diosa Cibeles, está situada en el cruce entre el Paseo del Prado, el Paseo de Recoletos y la Calle Alcalá, junto a la estación de Metro Banco de España, y es uno de los puntos simbólicos de Madrid, lugar de celebraciones deportivas y del que incluso se dice que lo recorren importantes fuerzas telúricas.

Rodeada por algunos de los edificios más representativos de la ciudad, como el Banco de España, el Palacio de Buenavista o el Palacio de Linares (del que, en su momento, se dijo que albergaba un fantasma), entre ellos destaca el Edificio Metrópolis, que da entrada a la Gran Vía, y del que podréis disfrutar su majestuosa cúpula de pizarra con incrustaciones doradas.

  
Igualmente, y enmarcando de forma incomparable a la Fuente de Cibeles, encontraréis otro inmueble significativo como es el Palacio de Cibeles, actual sede del Ayuntamiento de Madrid.




Finalmente, a unos 400 metros de la Plaza, podréis encontrar uno de los monumentos más icónicos de la ciudad, la Puerta de Alcalá, creación de Francisco Sabatini y símbolo de Madrid.